Cumpleaños por todo lo alto

Hace dos años fue un tren. Hoy son aviones. A estos patos puede que les quede alcanzar a ir a la luna -llegará el día, no lo duden- pero el bagaje hasta este punto es como para estar feliz. Es un cumpleaños particular, en un otoño que avanza a su ritmo sin grandes sobresaltos. Madrid, sede de estas letras, fue entonces el andén del convoy hacia tierras inexploradas; dos años después, empezamos -o retomamos, y sin miedo- la tarea de conquistar los cielos. Continúan las aventuras. En el aire, en la tierra y en los juegos de mesa. Gracias.

470

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s