Homer Simpson, un chaval de 25

hom01¿Cómo olvidar tu cumple, Homer? 25 años no se cumplen todos los días aunque presagio que, si te seguimos permitiendo entrar en casa, un cuarto de siglo será poco. Muchas felicidades y muchas gracias por horas y horas (quizá demasiadas) de risas, de sátira, de sarcasmo, de otra mirada a vuestra realidad amarilla, tan parecida a la nuestra, aunque esta sea gris. ¿Qué decir? Si casi he pasado más tiempo en tu salón con tu familia que en el mío propio con la mía. Que aún recuerdo aquellos primeros tiempos en los que os veíamos a en la clandestinidad de un horario nocturno, “no apto para menores”. Otra era, tal vez. Al menos, yo entonces era un niño y ahora pinto bastantes canas ya. Que esa es otra: han pasado los años y aunque tú sigas calvo (sí, en un episodio luciste pelazo), Marge sigue siendo joven, los peques siguen siendo peques y vuestro sofá permanece como el primer día, por mucho que os empeñéis en maltratarlo al inicio de cada capítulo. Como si no hubiera pasado el tiempo y ¡ya te digo que sí ha pasado!

El álbum de momentos es tan inmenso… ese es uno de los secretos, supongo, el habernos proporcionado una referencia para toda persona, situación o concepto. Todos tenemos cerca a esos personajes y el mimetismo llega a tal punto que no solo reconocemos tipos sino que hasta el parecido físico es evidente. ¿Smithers, el sr. Burns, Krusty, Michael Jackson… ?

Durante estos días de festejos he visto, leído e incluso participado en todo tipo de listas y de homenajes sobre los mejores momentos, las referencias de cine, lo que hemos aprendido con ellos… y mi conclusión, Homer, es que cada vez que pensaba en lo mucho que me reí viéndote bailar en calzoncillos con el sarcasmo me venía a la mente las veces que dices “D’oh!!” o lo que te gustan “los hombrecillos verdes de los semáforos” o lo emprendedor que eres cuando decides ser inventor, ser el representante de una cantante country, diseñar tu coche o montar tu emporio de tomaco. Y recuerdo cuando te hiciste hippy, o boxeador, o cuando fuiste ‘Homer el bailón’ y las gradas te seguían el ritmo, aunque no te entendieran en Ciudad Capital. O cuando lideraste tu propia sociedad secreta. O cuando te dejan por imposible en una prueba. O cuando es guiado por un zorro místico. O cuando tu nombre entra en el diccionario por la puerta grande… o no tanto. O cuando asumiste el mando del monorrail de Springfield. O…

Aunque creo que ningún momento mejor que haber visto cada día tus aventuras con mi padre al lado, reírnos juntos y escuchar cómo te llama ‘Hoper‘ o algo así.

Y hoy, 25 años después, es maravilloso que aún pueda conocerme cada diálogo de cada episodio, aunque sea obvio: los he visto decenas de veces y los seguiré viendo y eligiendo porque me gusta, porque me han acompañado durante los últimos 25 años, que ya son solo una parte de los que tengo. Un referente. Te viene a la mente una escena e inmediatamente acude otra, y otra, y otra, y es un no parar…

Porque es una serie con alma, con personajes reales y profundos. Los secundarios  lo son todo gracias a su personalidad tan marcada, a sus frases, a sus gestos. Destilan una humanidad (o no) con la que de alguna manera se empatiza casi sin querer, por mucho que las situaciones resulten estrafalarias. Sin embargo, casi siempre enmascaran una crítica a la realidad o, incluso, la predicen de alguna manera, incluso en sus míticos y tradicionales episodios de Halloween. Y es que es tal la cantidad de material que ha proporcionado que hasta los más fanáticos de las conspiraciones ven profecías reveladas en sus capítulos. Si, como es mi caso, han visitado Springfield con frecuencia, conocerán la clave: la cantidad de detalles y de escenarios abruma y deja pequeña, muy pequeña, la realidad, que encuentra en su versión amarilla una forma de explicarlo todo. Y digo bien: TODO.

sim02

Anuncios

Un comentario en “Homer Simpson, un chaval de 25

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s