Catetos

De entre los detalles que me hacen renegar del Periodismo que se hace en España, hay uno que personalmente me provoca mucha vergüenza ajena: elevar a  noticia el que algún aspecto de nuestro entorno aparezca en un medio extranjero. Con mucha frecuencia, y más en estos tiempos en los que la crisis económica hace que estemos a la defensiva respecto al resto del planeta, no es extraño hallar en las páginas de algún periódico o en alguna televisión que los ciudadanos alemanes han desayunado con un reportaje sobre el Camino de Santiago o que los estadounidenses leen sobre los sanfermines en el metro.

Tarde toros en el NYT
Tarde toros en el NYT

Me ha faltado nombrar las sevillanas para hacer una alusión completa al folclore patrio pero no vean la mención como algo gratuito. Muchas veces -las más- el reflejo de España en el Exterior viene dado por un tema ‘festivo’, sean toros, tomatinas, cabras cayendo de  campanarios o procesiones. Sin hablar del fútbol, claro. Eso me revienta como  español. Pero como periodista me revienta aún más que, al día siguiente, asistamos al ejercicio supremo de cinismo que supone escuchar o leer en la prensa que “el New York Times publica un artículo sobre tal” o “la televisión alemana alude al hecho cual”. Y eso, la mera alusión, es noticia más que el propio hecho en sí.

Cinismo, digo. Porque a veces parece que necesitamos ver (no hace falta “leer”) en otro idioma algo nuestro para saber que existe o para auparlo a lo más alto de la agenda informativa.

El último caso flagrante que recuerde ocurrió hace unas semanas, cuando el ‘New York Times’ ofrecía una galería de fotografía dedicada a la situación de pobreza que vive España hoy en día. Las fotos de Samuel Aranda, excelentes desde el punto de vista técnico, tuvieron su reflejo en todos los medios. Hubo reacciones de todo tipo. Desde los que se maravillaron de que el  periódico más prestigioso del mundo ‘nos mirara’ hasta los que acusaron a los estadounidenses (y al fotógrafo, de paso) de ofrecer una realidad sesgada y muy adulterada. Pero tanto unos como otros debatieron sobre si exageraba o no, sobre su inconveniencia o no, sobre nuestra mejor o peor imagen como país… ¡incluso se criticó que estuvieran en blanco y negro! Y yo digo ¿no es cierto que lo que cuentan las imágenes es algo que pasa de puntillas cada día en la prensa? Y que cuando leemos historias dramáticas de gente como la de esas fotos, aunque no las veamos, nos impactan y nos llevan a pensar que leemos algo que merece la pena, que interesa, que es de verdad importante. Y digo las historias de fondo, no las lágrimas de un desahucio o la sangre del suicidio de quien todo lo ha perdido, que eso, morbo puro, siempre va a estar presente en primera plana.

Una de las imágenes de Samuel Aranda
Una de las imágenes de Samuel Aranda

¿Tiene que venir el ‘New York Times’ a señalarnos qué ocurre realmente bajo nuestra ventana? ¿O tenemos que esperar al domingo para que algún dominical se atreva a contar historias? Solo los medios pequeños, los no generalistas, pueden permitirse contarlas. Las más cercanas. Las más baratas. Las más reales.

El resto se maravilla al verse en la prensa seria de países serios porque los gurús que están al frente juegan a parecerse a aquellos. Pero en realidad vivimos de rodillas, acomplejados, como el niño pequeño que quiere llamar la atención de sus mayores mientras estos hablan de sus cosas, con la esperanza de verse en la misma mesa y en el mismo debate. Es síntoma de la mediocridad con la que nos viste la prensa. Hace mucho tiempo ya que el periodista hace periodismo colocándose a él mismo en primer término. Un síntoma de lo que somos. Ciegos. Y catetos.

Anuncios

Un comentario en “Catetos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s